Las mermeladas caseras que encontrarás a continuación han sido elaboradas siguiendo la tradición culinaria familiar, aprovechando productos de cosecha propia y productores locales. Han sido creadas para producir en el paladar los colores más maravillosos y sorprendentes, respetando las características, esencias y cromatismos de cada fruto.